El Castillo de Santa Bárbara, en Alicante

Dominando Alicante, sobre el Monte Benacantil y lindando con el mar, encontramos el Castillo de Santa Bárbara, con unas magníficas vistas de toda la bahía de Alicante.

El origen del castillo hay que buscarlo en época musulmana, a finales del siglo IX, aunque en las inmediaciones del castillo se han encontrado restos de la Edad de Bronce, de asentamientos íberos y romanos. Su nombre se debe a que, durante el día en el cual se celebra Santa Bárbara, el castillo fue tomado a los árabes por el infante Alfonso de Castilla. La construcción fue evolucionando a lo largo de los siglos para adaptarse a nuevas técnicas de combate.

En el Castillo de Santa Bárbara se observan ahora 3 recintos que se deben a 3 ampliaciones y reformas en distintas épocas:

1. La parte más alta es la más antigua, y es la denominada La Torreta. En esta parte encontraremos la Torre del Homenaje y los restos más antiguos de la fortaleza.

2. La parte intermedia fue levantada en el siglo XVI, y presenta estancias como  el salón de Felipe II, el Cuerpo de Guardia, El Patio de Armas, y el Baluarte de la Reina.

3. El recinto inferior, del siglo XVIII, es el llamado Revellín del Bon Repòs.

Foto de Alicante Turismo:

Castillo de Santa Bárbara desde el puerto de Alicante

El acceso al Castillo de Santa Bárbara se puede realizar a pie, en bus o en coche, o bien a pie desde la Playa del Postiguet, por la carretera convencional o en un ascensor que recorre la montaña por dentro y que está situado en la calle Juan Bautista La Fora. Ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural. En el interior se encuentra el MUSA, el Museo de la Ciudad de Alicante, que ofrece un recorrido por la historia de la ciudad.

El Castillo presenta multitud de historias fascinantes y leyendas. Una de la más conocida es la leyenda del amor imposible entre Alí y la princesa Cántara. Tras la prohibición de su padre de amar a un musulmán, la princesa Alí se arrojó desde el Castillo por el Benacantil. Su trágico final esculpió un rostro en el perfil del monte, la llamada “cara del moro” que puede observarse echando un poquito de imaginación desde la playa del Postiguet.

Vídeo sobre el Castillo de Santa Bárbara:

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *