Ruta en coche por la Alpujarra Granadina

This post is also available in: Inglés, Alemán

La Alpujarra es un paraíso natural formado por una serie de pintorescos pueblos blancos de gran belleza que se extienden entre la falda sur de Sierra Nevada y el litoral mediterráneo, entre las provincias de Granada y Almería. Una zona de contrastes, con un accidentado relieve formado por valles y barrancos.

Por La Alpujarra han pasado íberos, celtas, romanos y visigodos, pero fueron los musulmanes los que dejaron la mayor huella durante su presencia en la época de Al-Andalus. No en vano, La Alpujarra fue el lugar en el que quedó recluido el reino nazarí tras ser derrotado por los Reyes Católicos en 1.492.

Allí permanecieron los moriscos durante muchos años más, hasta que fueron expulsados definitivamente tras el fin de la Rebelión de las Alpujarras (1.568-1.571) en la que la población morisca se levantó ante la Pragmática Sanción de 1.567. En dicho edicto, promulgado por Felipe II, se limitaban las libertades religiosas y culturales de los moriscos, para obligarles a abandonar sus costumbres y modo de vida para convertirse realmente al catolicismo, o al menos aparentarlo.

Hoy en día vemos el reflejo del paso musulmán por la zona en la arquitectura, la cocina local, el tejido de alfombras, el paisaje agrario y, entre otros aspectos, la presencia de nombres de origen árabe.

Pampaneira y Capileria en la Alpujarra granadina

Hecha un poquito de historia sobre la zona, llega el momento de ponernos en marcha con la ruta en coche recorriendo La Alpujarra Granadina. Avisamos de antemano: no son las mejores carreteras del mundo ni las más rectas. Si os soléis marear en los coches esta vez no será una excpeción, pero a pesar de ello el destino bien lo merece.

Lanjarón

Comenzamos por la villa aristocrática de Lanjarón, conocida como la puerta de entrada a La Alpujarra Granadina y que es muy popular por el agua que emana de sus mantantiales, nutridos con la nieve de Sierra Nevada. Agua de gran calidad, a la que se le atribuye propiedades saludables y que se ha utilizado tanto con fines comerciales (agua embotellada) como para el balneario local. De hecho, por toda la ciudad hay numerosas fuentes de agua potable adornadas con azulejos en los que se pueden leer poemas, la mayoría del granadino Federico García Lorca. El agua sale bien fresquita lo que en verano, cuando te está pegando el sol a conciencia, se agradece, así que lo mismo no es mal momento para llenar la botella de agua.

Estéticamente hablando, y más allá de algunos rincones que merecen una foto, Lanjarón no es lo más bonito que veremos en esta ruta así que tampoco nos entretengamos mucho.

Fuente Lanjarón en La Alpujarra granadina«Fuente Lanjarón 4» por Luis Felipe SchenoneTrabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

 

Órgiva (Alpujarra granadina)

Órgiva

Continuando nuestra ruta hacia los pueblos más interesantes, pasaremos por Órgiva, el cual se reconoce fácilmente por las dos torres de su iglesa que sobresalen por encima del resto del pueblo. Es tanto la capital como el municipio más poblado de la comarca y destaca su concurrido mercadillo de los jueves, que atrae a gentes de otras localidades. Si queréis parar a dar un paseo, bien. Si no, tampoco pasa nada.

Órgiva (La Alpujarra granadina)«Orgiva Granada-1» por Rufus46Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Soportújar

Vamos a desviarnos un poquito para visitar Soportújar. Merece la pena parar en este pueblo por su Mirador del Embrujo, desde el que no solo tendremos una vista privilegiada y elevada de la zona sino que además podremos contemplar el mediterraneo y, dependiendo del tiempo, también la costa africana.

Por otro lado, en Soportújar abundan los tinaos, tan típicos de la arquitectura alpujarreña, consistente en una especie de soportales sobre el cual suelen ubicarse habitaciones de la vivienda, terrazas o azoteas. De hecho, está comunemente aceptado que el nombre del municipio significa etimológicamente “lugar de soportales”

Para los amantes del senderismo, y para los que vengan con tiempo, desde aquí salen varias rutas de senderismo interesantes, si bien en general en La Alpujarra Granadina no vais a tener problemas para encontrar un lugar donde dar un paseito por la naturaleza.

Vistas de la Alpujarra grandina desde Soportujar

Pampaneira, Bubión y Capileira

Entramos en el barranco de Poqueira y con ello en la parte más interesante de La Alpujarrra granadina. Escalonados sobre el barranco encontramos tres pueblos: Capileira, Bubión y Pampaneira. Todos ellos han sabido mantener su arquitectura original (perfectamente adaptada a la orografía del terreno y al clima de la zona) resultando en un pintoresco y atractivo paisaje, con el valle como fondo, que les ha valido para ser declarados Conjuto Histórico Artístico y Paraje Pintoresco.

Capileira (Alpujarra granadina)«Capileira05» por NikaterTrabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

 

Pampaneira (Alpujarra granadina) Pampaneira (Alpujarra granadina)

Pueblo de Pampaneira en La Alpujarra granadina Capileira en Sierra Nevada (La Alpujarra granadina)

Si vas a reservar una casa rural, para disfrutar de un fin de semana por la zona nuestra recomendación es que lo hagáis en uno de estos tres pueblos. Muy curiosas resultan las particulares chimeneas, tan necesarias en esta zona, y que dibujan un horizonte muy bonito y característico de La Alpujarra Granadina.

Chimeneas típicas de La Alpujarra granadina

Sí, a estas alturas suponemos que ya os habréis dado cuenta: ¡Aquí todo está en cuesta! Miradlo por el lado bueno, eso viene muy bien para fortalecer los gluteos. Dicho esto, no viene mal hacer una parada para reponer fuerzas disfrutando del plato alpujarreño, que básicamente consiste en meter en un plato todo lo que te prohibirían en un dieta… ¡pero que bueno está! Además, habréis quemado muchas calorías con tanta cuesta así que a disfrutarlo con un cervecita bien fresquita, contemplando el maravilloso paisaje en el que os encontráis. Es probable que nunca hayáis estado tan cerca del paraiso como en este momento.

Plato alpujarreno típico de la Alpujarra granadinaPlato Alpujarreño en Hostal Rural Venta Las Tontas

Trevélez

Finalizamos la ruta en Trevélez, la cota más alta de La Alpujarra Granadina. Un pueblo que también tiene un gran interés arquitectónico y paisajístico y que es muy popular por sus jamones. Queda un poco más alejado pero podéis disfrutar por el camino del Parque Nacional de Sierra Nevada.

Trevélez (La Alpujarra granadina)

Y hasta aquí nuestra ruta por La Alpujarra Granadina, si bien, esta zona da para mucho más de lo aquí expuesto. Por no hablar de que hay mucho que ver en Granada. Pero todo eso queda para otros artículos. ¡Esperamos que hagáis este viaje y lo disfrutéis!

Guardar

Guardar

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *