Rincones de Alicante: El Barrio de Santa Cruz

Alicante tiene sabor andaluz. Sí, sí, como lo oyes. En este post te damos algunas razones para que puedas afirmarlo sin ganarte un suspenso en geografía.A los pies del Castillo de Santa Bárbara, en Alicante, encontramos un barrio de lo más auténtico y sorprendente: el Barrio de Santa Cruz. Macetas en los balcones, rejas de forja, ventanales pintados de vivos colores, callejuelas angostas y estrechas escalinatas.

El Barrio de Santa Cruz es un espacio apacible con sabor al sur, un remanso de paz en el que callejear por la tradición hasta ascender a la Ermita de Santa Cruz (S.XVIII) o la Ermita de San Roque, lugar en el que se guarda el venerado Cristo Gitano que sale de procesión el Miércoles Santo.

El Barrio de Santa Cruz, en Alicante

De noche, el Barrio, como se le conoce localmente, se transforma en uno de los focos de la animada vida nocturna de Alicante. Allí encontrarás pubs, bares y salas con música en vivo.

Sus miradores son ventanas abiertas que nos ofrecen unas magníficas vistas de la ciudad con el Monte Benacantil custodiándola. Está más que claro que el Barrio de Santa Cruz no necesita artificios para tener encanto.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *