Sa Dragonera y sus “dragones”

This post is also available in: Inglés, Alemán

La Isla de Sa Dragonera es un pequeño paraíso balear. Se trata de un islote situado al oeste de la isla de Mallorca y casi pegada a ella. Geológicamente es una continuación de la Sierra de Tramuntana, separada por 800 metros de mar mediterráneo, y de alto valor ecológico, declarado Parque Natural en 1995.

Sa Dragonera, Mallorca

Sa Dragonera, Mallorca

El conjunto protegido del Parque Natural de sa Dragonera está formado la propia isla de sa Dragonera y por los islotes de El Pantaleu y Sa Mitjana, además de una importante área marítima. La zona que la separa de la isla de Mallorca está formada por fondos arenosos cubiertos por posidonia oceánica que forman un verdadero bosque sumergido que es refugio de muchísimas especies.

Aves, fauna terrestre y flora endémica, como la estepa joana o el gatell, encuentran en este islote un vergel en el que vivir. La foca monje fue un mamífero autóctono mediterráneo que habitó aquí, aunque finalmente desapareció de la zona. Por suerte, todavía podemos ver cetáceos como los delfines mulares y los comunes. Pero los grandes protagonistas de este paraje son, sin duda, los “dragones salvajes” que campan a sus anchas en un espacio que les proporciona seguridad para su procreación. Pero… ¿dragones que echan fuego por la boca? Como pueden imaginar, no, esos forman parte de la leyenda. En Sa Dragonera reinan los reptiles llamados “dragonets“, es decir, lagartijas también conocidas como “sargantanas“. Técnicamente hablamos del Lagarto de Lilford. Este pequeño reptil habita en islas pequeñas alrededor de Mallorca y Menorca con poca influencia humana. Junto con el sapo balear, las sargantanas son los vertebrados terrestres más antiguos de las islas y son especies protegidas de alta prioridad.

Sargantana, Sa Dragonera

Sargantana, Sa Dragonera

Como vemos, Sa Dragonera es hoy un paraíso natural, pero a punto estuvo de no poder serlo. En 1974 la empresa Pamesa compró la isla para urbanizarla con hoteles, casinos y residenciales. Gracias a las presiones ecologistas este proyecto fue censurado por la Audiencia Nacional de España, y finalmente, en 1987 el Consejo Insular compró la isla y la protegió como Parque Natural.

Para llegar a Sa Dragonera, podemos hacerlo desde Sant Elm o desde el Puerto de Andratx mediante una pequeña embarcación. Una vez allí hay varias excursiones a pie que nos permitirán descubrir la pequeña isla recorriendo distancias cortas. Sa Dragonera también es una visita imprescindible en Mallorca para los amantes del submarinismo.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *