Málaga en versión Picasso

This post is also available in: Inglés, Alemán

Málaga vio nacer en 1881 a Pablo Ruiz Picasso, el malagueño más universal. También fue testigo de sus primeros años de vida, que estuvieron íntimamente ligados a su ciudad, y que son el origen de algunos de los temas más recurrentes en la obra del pintor español.

Proponemos una ruta por la Málaga de Picasso, siguiendo los pasos que dio en su infancia para descubrir el entorno familiar y artístico de los primeros años del pintor.

Parada 1: Fundación Pablo R. Picasso o Museo-Casa Natal

Plaza de la Merced, 17. Planta 3.

La Plaza de la Merced es uno de esos rincones con encanto, tranquilo, rodeado de teatros, cines y cafés. Si levantamos la vista y buscamos el número 17, planta 3ª, encontraremos el lugar donde nació: las llamadas Casas de Campos.

En 1988 el ayuntamiento de Málaga crea la Fundación Picasso con el objetivo de promover y difundir la obra del genial pintor, y la ubicó en el inmueble de la Casa Natal de Picasso, creándose así el Museo Casa Natal, Bien de Interés Cultural y que será la primera parada en nuestra Ruta versión Picasso.

Parada 2: Antigua farmacia de Mamely

Calle Granada esquina Plaza de la Merced.

En rebotica de la Farmacia Mamely (actualmente Bustamante) tenían lugar las tertulias del padre de Picasso, José Ruiz Blasco. Ubicada en la esquina de la Calle Granada con la Plaza de la Merced.

En aquel momento, la Plaza de la Merced era un lugar relevante en la ciudad tanto desde el punto de vista social como comercial.

Por su parte, la calle Granada fue la arteria que cruzaba la ciudad malagueña musulmana de norte a sur. Al final se hallaba la puerta de la ciudad que llevaba a Granada, y de ahí, su nombre. En esta calle, se adentra un callejón estrecho que pertenece a la antigua judería, el cual nos lleva a unos increíbles baños árabes.

Parada 3: Iglesia de Santiago

Calle Granada.

Picasso fue bautizado justo aquí el 10 de noviembre de 1881, en la iglesia más antigua de Málaga. Una iglesia histórica para la ciudad ya que, por un lado, su construcción se comenzó tras la reconquista cristina en 1487 y, por otro lado, ejerció como Catedral hasta la construcción de la actual Catedral de Málaga.

La Iglesia es una mezcla de los estilos mudéjar y gótico. Desde enero de 2016 la iglesia se encuentra en un proceso de reparación que pretende solucionar problemas de humedades y recuperar el estado original del interior de la iglesia. Se espera que a mediados de 2017 vuelva a reabrir.

Parada 4: Museo Picasso de Málaga

Calle San Agustín, 8

La calle San Agustín es una de las calles más bonitas de Málaga. El Museo Picasso nació con la intención de cumplir un deseo del propio pintor: que su obra estuviese presente en la ciudad que lo vio nacer. Y así fue como Málaga quiso hacer realidad este sueño, y habilitó el Palacio de Buenavista para albergar una exposición permanente de Picasso, formada por una selección de 285 piezas que proceden de la colección privada de dos de sus familiares: Christine Ruiz-Picasso y Bernard Ruiz-Picasso.

En esta pinacoteca también pueden verse exposiciones temporales.

Parada 5: Colegio San Agustín

Calle de San Agustín.

Este edificio es el antiguo Ayuntamiento de Málaga, y en su segunda planta se encontraba el Museo Municipal. También esta es la antigua sede del seminario de San Juan de Dios, del convento de los padres agustinos y de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga.

El padre de Picasso tuvo aquí un taller de conservación de cuadros, que en ocasiones utilizaba tanto como escuela de Dibujo como de palomar. Fue aquí donde José Ruiz pintó muchos de sus célebres palomares y donde realizó copias de cuadros de amigos artistas (alguno de ellos, también copiado por su hijo Pablo). Suponemos que Picasso debió de pasar mucho tiempo en este taller-palomar, y que de ahí le venía su pasión por las palomas.

Alquiler de coches en Málaga Aeropuerto

Guardar

También podría interesarte:

  1 comment for “Málaga en versión Picasso

  1. 20 noviembre, 2017 at 10:02 am

    Está claro que Málaga es único por sus pescados fritos, por el humor de la gente y una ciudad super cuidada. Pero no sabía lo de Picasso. Tendré que volver a visitar la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *