¿Cómo hacer una maleta? 5 trucos para ahorrar espacio

This post is also available in: Inglés, Alemán

Cuando se acercan fechas de escapadas y viajes hay algo que puede convertirse en una pesadilla: hacer la maleta.

Para que sea una tarea fácil y rápida, y no se os quiten las ganas de iros de viaje, os vamos a dejar 5 trucos infalibles sobre cómo hacer una maleta. Trucos dignos de expertos en Tetris.

Cómo hacer una maleta

1. Sé previsor y anticípate a tus necesidades: prepara una lista.

Comienza por detallar en una lista todo aquello que no puedes olvidar en la maleta. Como dice el refrán, es mejor un lápiz corto que una memoria larga. Si prefieres hacerlo de manera digital, siempre puedes usar aplicaciones para el móvil como Google Keep o Evernote, la cuales te ayudan a elaborar listas.

La ventaja de estas aplicaciones es que puedes añadir algo a la lista en cualquier momento que se te ocurra (¿alguien sale de casa sin el móvil?) y que en cada viaje puedes repasar las listas de viajes anteriores para garantizar que no se te olvida nada importante. Cuando metas un objeto en la maleta, puedes tacharlo en la lista digital para saber lo que de verdad te queda por añadir.

2. Sé práctico y simplifica.

Piensa en los planes que tengas y en los requerimientos para vestir. Con ello prepara conjuntos para cada día. Trata de realizar combinaciones mixtas, con conjuntos que combinen entre sí y no solamente con una de tus prendas.

Es normal querer lucir cada día un modelito completo en las fotos, pero llevar un pantalón que solo se puede combinar con una camiseta, por más que sea una combinación que luzca genial, suele complicar el hacer la maleta que no ocupe más que nosotros.. En su lugar, será más práctico llevar unos pantalones que puedan servirte para más de un día combinados con diferentes partes de arriba. El objetivo es evitar llevar ropa que luego no vayas a utilizar. En una maleta, el “por si…” suele ser sinónimo de peso y espacio innecesario. Aplica tu sentido más práctico y simplifica.

Si te vas de vacaciones muchos días, piensa que siempre tienes la posibilidad de lavar ropa en el destino, ya sea en el apartamento que has alquilado, en la casa que le ocupas a tu amigo que vive en la playa o en el hotel/hostal, que suelen ofrecer este tipo de servicios.

Hay destinos en los que el hacer la maleta siendo prácticos se complica. Por ejemplo, cuando uno viaja al norte: da igual que sea verano, una chaqueta o un jersey (incluso dos) nunca sobran.

3. Momento de “packing”. El orden sí es importante.

La hora de la verdad en el cómo hacer una maleta. El momento en el que hay que introducirlo todo en la maleta rezando para que quepa. Algunos consejos:

Coloca en la parte de abajo las prendas que más pesen y menos se arruguen: esto incluye zapatos (colocados encarados para aprovechar espacio) y neceseres. Es imprescindible colocarlo en la parte que se encuentra más cerca de las ruedas para evitar aplastamientos al levantar la maleta.

Aprovecha el interior de los zapatos y botas para meter ropa interior (medias, calcetines…) o cosas que puedan romperse como por ejemplo unas gafas. Piensa que es un espacio rígido.

Ahora ponemos las prendas “enrollables”: pantalones, posteriormente jerseys y rebecas, pijama, y por último camisetas y camisas. Aconsejamos abotonar todos los botones, cerrar cremalleras y enrollar la ropa para ahorrar espacio y evitar que se arrugue. Además, así aprovecharás huecos y recovecos de la maleta.

4. No olvides meter bolsas vacías y un kit de supervivencia

No olvides meter una bolsa vacía para la ropa sucia para el regreso. Una segunda bolsa te puede venir bien también en el regreso para llevar ropa mojada (como una toalla de la playa si has estado apurando hasta el último momento) o unas zapatillas sucias por haber estado realizando algún deporte de aventura.

También es importante llevar un kit de supervivencia con aspirinas, tiritas y un pequeño costurero.

Este punto es el que más gente se suele olvidar al hacer una maleta.

5. Deja espacio libre para compras en destino.

Si tienes pensado realizar compras, prevé el espacio que necesitarás y déjalo libre. Si no, habrás preparado con éxito la maleta de ida, pero la vuelta se convertirá en una auténtica pesadilla. Y más porque “misteriosamente” la maleta de vuelta siempre es más difícil de cerrar que la de ida.

Infografía - Cómo hacer una maleta

Esperamos haberos ayudado con estos trucos sobre cómo hacer una maleta. ¡No os olvidéis de dejarnos vuestros consejos para hacer la maleta en comentarios! Y si os ha gustado, compartid ;-).

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *