Las Casas de Nieve de Mallorca

This post is also available in: Inglés

Pozo de nieve de En Galileu que el Consell de Mallorca acaba de restaurar © Foto: Gabriel Lacomba

Pozo de nieve de En Galileu que el Consell de Mallorca acaba de restaurar © Foto: Gabriel Lacomba

Mallorca es una tierra rica, auténtica y llena de contrastes. Esta isla del Mediterráneo está asociada al turismo de sol, playa y mar, pero esta faceta de la isla no identifica al 100% toda su identidad. Mallorca es montaña y es verde, y alberga las llamadas Casas de Nieve. Los ricos lugares nunca dejan de sorprendernos, ¿verdad?

Esta isla está resguardada por la Sierra de Tramontana, una alta cordillera de montañas de más de 1000 metros de altitud que protegen del viento el norte y noroeste de la isla. Para “refrescarte” la memoria te sugerimos una vuelta por el post La Sierra de Tramontana I parte, y por La Sierra de Tramontana II parte.

En el post de hoy nos gustaría descubrirte ese otro lado más rural de Mallorca de la mano de unas antiguas construcciones: las antiguas Casas de Nieve o Neveras. Durante siglos, el paraje montañoso de la Sierra de Tramontana ha sido una verdadera fábrica de hielo natural de gran actividad económica.

¿Cómo funcionaba esta actividad?

Al terminar las últimas nevadas, los “nevaters” o neveros ascendían a las montañas para recoger y almacenar la nieve que había. Los almacenes eran les “Cases de Neu” (Casas de Nieve o Neveras), pozos de piedra donde depositaban la nieve, la pisaban hasta prensarla y la convertían así en hielo. Allí permanecía este hielo hasta la llegada del verano, momento en el que se cortaban los bloques de hielo y se transportaban de noche hasta puertos y ciudades para su comercio. Generalmente, se vendía para fabricar remedios terapéuticos o para un uso gastronómico, como helados o refrescos.

Se conservan hoy más de 40 neveras artesanales, algunas restauradas, y muchas de ellas pueden visitarse. Es como volver al pasado, un pasado hecho de piedra, nieve y hielo. Un pasado auténtico.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *