Londres turístico, pero menos

This post is also available in: Inglés, Alemán

A nadie se le escapa que Londres es una de las ciudades más turísticas del mundo. ¿Quién no ha visitado ya sus principales monumentos y lugares típicos? Si habéis estado en la ciudad seguro que habréis pasado por el Big Ben, muy cerquita de la Abadía de Westminster y con vistas al London Eye. Cuántos de vosotros no tienen un selfie en Picadilly Circus, Trafalgar Square, la catedral de San Paul o con el Puente de Londres de fondo. Por supuesto os habréis dejado unas cuantas libras comprando por Oxford Street, en Camden o en el mercado de Notting Hill. Y aquellos que han pasado más de un fin de semana en la capital inglesa habrán paseado por Hyde Park, visitado el museo Británico o cruzado a un lado y al otro del meridiano de Greenwich fingiendo que viajaban en el tiempo en un segundo.

Y es que a la hora de hacer turismo nos vemos casi obligados a marcar esos lugares en nuestro mapa, yo lo he hecho, y para desgracia de mis pobres pies, lo sigo haciendo cada vez que algún familiar o amigo se acerca a visitarnos a mi mujer o a mi. Pero, continuando con los tópicos, Londres es mucho más.

No voy a descubrirte el Londres secreto, aquel que ningún turista conoce, porque no existe, y si existiese ten por seguro que no lo describiría aquí, me lo guardaría como un tesoro, sería mi zona segura a salvo de turistas, y eso, cuando vives en Londres es algo que no tiene precio. Por supuesto que los turistas no están por todo Londres, pero si te mueves entre las zonas 1 y 3, allí estarán, con sus mapas y sus palos selfie.

Lo que si voy a ampliar un poco son las zonas que siguen siendo de interés turístico, pero que andan ligeramente menos transitadas, lugares que merece la pena visitar o que puedes ir a ver si ya estuviste en todos los anteriores.

Comencemos por algo fácil. Has ido a ver el Big Ben y has cruzado hasta el London Eye, muy bien, una vez allí puedes continuar por esa misma orilla del Támesis (la orilla sur) y te darás de bruces con el Southbank Centre, que llega hasta el puente de Waterloo. Una zona llena de ofertas culturas y puestos de comida que, siempre que el tiempo acompañe, es uno de los mejores paseos de todo Londres.

Southbank_Centre_-_The_Overture

Continuando con el agradable paseo llegarás hasta el puente del milenio, con la Tate Modern a vuestra espalda y San Paul enfrente, pero no te detengas aquí, el camino se vuelve más agradecido. A pocos metros descubrirás el Shakespeare Globe, una reconstrucción fidedigna del teatro donde Shakespeare estreno sus más celebres obras. Y si no desfalleces, la caminata finalizará en el Puente de Londres, no sin antes pasar por el Borough Market, uno de los más famosos mercados de comida callejera, no abre los domingos, y los sábados esta lleno a reventar, pero merece la pena descubrirlo. En un solo paseo habréis cruzado desde el Big Ben, pasando por el London Eye hasta llegar al Puente de Londres y habréis descubierto por el camino otros muchos atractivos turísticos que Londres ofrece.

Borough Market

Ahora vamos a perdernos un poco más. Voy a suponer que has llegado hasta Camden, te los has recorrido entero. Pegando al canal esta Camden Lock, una especie de gran almacén reconvertido en market donde puedes encontrar casi cualquier cosa y de paso hacerte unas fotos en blanco y negro en un fotomatón que siempre te saca guapo, garantizado, hasta funcionó conmigo. Y justo al lado de Camden Lock encontraras los establos (Camden Stables Market), situados entre Camden y Chalk Farm (la siguiente estación en la Norther Line, y donde tengo el placer de vivir últimamente), este mercado recibe su nombre del antiguo hospital para caballos que se levantaba en el lugar, y conserva parte de su arquitectura, que junto a esculturas ecuestres ayudan a recordar su pasado. En este market se pueden encontrar algunos detalles que huyen del típico souvenir, ropa más alternativa y disfrutar de buena música en Proud Camden. Cuando sientas que ya estás más que saturado de estar rodeado de gente y necesites algo de aire fresco puedes escapar por una ruta increíblemente tranquila. Esta vía de escape no es muy turística, y me arriesgo a que acabe llenándose, pero bueno, mantenedla en secreto, ¿ok?

Avanzad un poco más en dirección a la estación de Chalk Farm, dejando Camden a vuestra espalda, pasaréis junto al Roundhouse, antiguo almacén de motores ferroviarios reconvertido en recinto para conciertos y espectáculos varios. Al llegar a Chalk Farm, a mano izquierda se encuentra Adelaide Road, y en esta calle a tan sólo unos pasos, de nuevo a mano izquierda, una pequeña calle llamada Bridge Approach que desemboca en un pequeño puente de hierro que cruza por encima de las vías del tren. Nada más cruzar este pequeño puente llegaréis a Regent’s Park Road, una calle con estupendos restaurantes. Si queréis comer lejos del bullicio turístico yo particularmente os recomiendo dos de ellos, un Pan-Asiático llamado Oka, en el que espero encontréis hueco, aunque dispone de muy pocas mesas y sin reserva es complicado, pero merece la pena intentarlo, siempre podéis pedir comida para llevar e improvisar un pequeño picnic, o podéis probar suerte en Lemonia, un griego estupendo y agradable donde recargar las pilas. Tras una buena comida continuad por Regent’s Park Road hasta daros de bruces con Primrose Hill Park, este parque forma parte del conjunto de Regent Park y cuenta con una de las mejores vistas panorámicas de todo Londres, os aseguro que de noche es espectacular.

Primrose Hill Park

Si aún os encontráis con ánimos para pasear, o queréis bajar la comida, podéis enfilar hacía Regent’s Park, uno de los parques más hermosos de Londres que además alberga el zoológico de la capital, y un teatro al aire libre, aunque a precios nada populares. Pasear por el centro de este parque, por el paseo llamado The Broadwalk os puede conducir tranquilamente desde Camden hasta la estación que da nombre al mismo, Regent’s Park, desde donde podréis elegir si continuar recto hasta Oxford Circus, de vuelta a la vorágine de Oxford Street, Regent Street o Carnaby Street. O bien podéis tirar a mano derecha hacía Baker Street y subir hasta el número 221B donde vivió (al menos según Sir Arthur Conan Doyle) el famoso detective Sherlock Holmes.

Lo cierto es que Londres tiene mucho que ver, que contar y que descubrir, por ahora este pequeño bocado, en breve puede que os descubramos algunos sitios menos turísticos, restaurantes donde comer bien por poco dinero o gastándose una pequeña fortuna, o cualquier otro rincón de este micro universo llamado Londres.

Germán CanoAutor: Germán Cano (Gercanno)

Director de Arte publicitario, vallecano de nacimiento, actualmente trabaja en Londres y compagina su labor como Diseñador con la de Consultor Creativo especializado en publicidad Healthcare. En su tiempo libre aprovecha para fotografiar Londres, diseñar cubiertas de libros y escribir relatos cortos o artículos para blogs como Moozgo.

También podría interesarte:

  1 comment for “Londres turístico, pero menos

  1. Menusal
    3 agosto, 2015 at 1:48 pm

    Muy bueno el artículo, dan ganas de probar los vuelos desde el aeropuerto de Castellón a Londres 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *