Los Dólmenes de Antequera: paraíso arqueológico en Málaga

This post is also available in: Inglés, Alemán

Muy cerca de Málaga tenemos un rincón prehistórico: el conjunto arqueológico de los Dólmenes de Antequera. Propuesta a convertirse en Patrimonio de la Humanidad desde hace años y que por fin el pasado 15 de julio fue inscrito por la UNESCO en tran prestigioso grupo, gracias a su riqueza megalítica.

Ya hablamos de los Dólmenes de Antequera en el post dedicado al Torcal de Antequera y los caprichos que el viento dibujó en este paraje kárstico. Hoy queremos detenernos en su riqueza megalítica. Antequera atestigua algunas de las primeras obras arquitectónicas que levantó el hombre en la Edad de Bronce: el Dolmen de la Cueva de Menga, el Dolmen de Viera y el tholos del Romeral.

Para llegar a ellos, hay que tener en cuenta que el Dolmen de Menga y el de Viera se encuentran en la misma área (en Avda. de Málaga nº 1), y el Dolmen del Romeral más al sur (en Cerro Romeral. Antigua CN-232 con dirección a Córdoba).

Dolmen de Menga

El Dolmen de Menga se ubica en un conjunto de cuevas, y se trata de una edificación de alrededor de 6 mil años de existencia. Es un enorme sepulcro en forma de galería que desemboca en la cámara sepulcral. El conjunto está calibrado en más de 180 toneladas. También podemos encontrar en esta zona de cuevas restos fósiles, así como estudios de los estratos de la Tierra.

Dolmen de Menga

Dolmen de Menga - Interior

Dolmen de Viera

Junto al Dolmen de Menga, encontramos el Dolmen de Viera, del mismo periodo histórico, similar en forma pero un poco más pequeño en tamaño.

Dolmen de Viera

Dolmen del Romeral

Este dolmen, también en una cueva, es más tardío. Se estima su construcción entre el 3 y 2º milenio a.C. La cámara sepulcral es un “tholos“, es decir, una cámara en forma circular. Las paredes, además, son de piedras de pequeño tamaño.

Tras esta cámara principal, se esconde otra similar aunque más pequeña, que parece ser sirvió de altar para ofrendas.

Dolmen El Romeral

Tholos El Romeral

En este Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera, se organizan año tras año las Celebraciones del Sol. Se producen 4 veces al año, concretamente en los equinoccios de primavera y otoño, y los solsticios de verano e invierno.

¿En qué consisten estas Celebraciones del Sol? Se deben a que estos edificios megalíticos fueron construidos siguiendo los ciclos astrales, que regulaban cosechas, rituales de muerte, y todos los aspectos de la vida de las civilizaciones antiguas.

En estas fechas clave (solticios y equinoccios) se producen fenómenos de luz impresionantes y mágicos entrando en los megalitos, y se organizan visitas especiales para dejarse embaucar por el astro rey y su poder en la tierra.

Como información práctica, puedes visitar los Dólmenes de Antequera de martes a domingo y la entrada es gratuita. Podéis encontrar información más precisa sobre los horarios en la web oficial de Turismo de Andalucía.

El Torcal y la Peña de los Enamorados

Junto a los Dólmenes de Antequera, el conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO comprende también los espacios naturales de la Peña de los Enamorados, conocida con ese nombre por la leyenda que cuenta que unos enamorados (un cristiano y una princesa mora) se arrojaron al vacío desde la Peña para unirse en la eternidad, y el Paraje Natural de El Torcal de Antequera, del que ya nos detuvimos en un anterior artículo sobre los caprichos que el viento dibujó en este paraje kárstico.

El Torcal de Antequera

¡Enhorabuena Antequera!

Más info: Piedra sobre piedra – Web oficial de los Dólmenes de Antequera Patrimonio de la Humanidad

Alquiler de coches en Málaga Aeropuerto

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *