Cómo conducir en invierno. Algunos consejos para evitar riesgos.

This post is also available in: Inglés

Estamos en noviembre, bajan las temperaturas, y parece que ahora ya sí que ha llegado el invierno en gran parte de España.

Aunque a veces pueda ser una incomodidad, llega el tiempo del frío, la lluvia y la nieve en las carreteras. Además, en muchos casos, el hielo también puede hacer aparición en el asfalto.

La seguridad es lo primero y nunca está de más extremar las precauciones a la hora de conducir en invierno. Lo más importante es anticiparse a los posibles problemas que puedan surgir. Si te marchas de viaje en los días más fríos del año y el tiempo no acompaña, te aconsejamos que sigas estas recomendaciones antes de salir.

Carretera en invierno

Carretera en invierno

Prepara tu coche:

1. Revisa el correcto estado de la batería y de aceite.

2. Asegúrate de que la calefacción y las lunetas térmicas funcionan correctamente.

3. Comprueba que el vehículo lleva anticongelante.

4. Cerciórate de que el estado y presión de los neumáticos es adecuada. Son los zapatos de nuestro vehículo.

5. Llena el tanque de combustible.

6. Asegúrate de que llevas el chaleco, los triángulos, un juego de luces de repuesto y una rueda de repuesto. También llévate ropa de abrigo, una manta, el teléfono móvil cargado, agua y un kit de primeros auxilios.

7. Si no llevas neumáticos de invierno, no olvides llevar unas cadenas.

 

Consulta información oficial:

Siempre infórmate del estado de las carreteras y la previsión del tiempo, nunca olvides respetar los límites de velocidad y evita las horas más conflictivas.

Para informarte sobre el estado de las carreteras, puedes consultar la web de la Dirección General de Tráfico (DGT): www.dgt.es

En caso de quedar atrapado en la carretera, Protección Civil recomienda:

–          Permanecer en el vehículo, con el motor encendido y la calefacción puesta.

–          Asegurarse de que el tubo de escape queda despejado en todo momento.

–          No quedarse dormido y estar atento a las noticias.

 

Una vez en carretera, reduce la velocidad, aumenta la distancia de seguridad y evita adelantamientos. Si hay nieve en el asfalto, sigue el trazo de los otros vehículos y conduce de forma suave, evitando frenar o dar volantazos bruscos para un mayor control del vehículo.

Recuerda siempre: el objetivo es llegar.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *