10 lugares para disfrutar Madrid desde las alturas

This post is also available in: Inglés, Alemán

Por más que nos lo propongamos, va a resultar difícil no caer en la tentación de usar en este artículo la manida frase “de Madrid al cielo”. Así que la soltamos ya y nos quitamos la presión.

Lo que hoy os proponemos son 10 lugares desde los que disfrutar de Madrid desde las alturas. Lugares que disponen de un privilegiado mirador con vistas a la urbe de Madrid pero donde además se puede compaginar las vistas con, por ejemplo, un picnic al atardecer, unas cervezas y un aperitivo en una terraza con encanto, un chapuzón en una piscina o una visita a un monumento histórico.

No os fijéis en el orden de los lugares, es totalmente aleatorio.

1. Azotea del Círculo de Bellas Artes

El Círculo de Bellas Artes tiene en su azotea uno de los miradores de Madrid más populares. Ofrece unas vistas privilegiadas del cruce de Gran Vía y Callé Alcalá, con el majestuoso Teatro Metrópolis en primer plano y el edificio Telefónica de fondo. También podremos dirigir la vista en sentido contrario, hacia la Plaza de Cibeles y el Palacio de Comunicaciones, actual sede del Ayuntamiento de Madrid, con el emblemático “Pirulí” en el horizonte.

Terraza Circulo de Bellas Artes

Foto de Ángela Ojeda Heyper

El espacio es bastante amplio. Dispone de bar con lugares para sentarse, ideal para disfrutar de un atardecer tomando algo, así como de restaurante. Durante el verano el restaurante toma el nombre de Tartan Roof, con una carta “inspirada en la cocina callejera internacional del sudeste asiático y de algunos países americanos, reinventada con toques innovadores y de fusión”, mientras que el resto del año puedes disfrutar del Tartan Migas, “una propuesta más informal basada en sandwiches, hamburguesas gourmet y otros platillos de picoteo creativo”, tal y como nos cuentan en Eat&Love. En esta lista os mostraremos otros restaurantes con terraza en Madrid, algo cada vez más de moda en las alturas de la capital.

El acceso a la azotea no es gratuito. Actualmente cuesta 4€ (3€ con el carné joven). Sin embargo también es posible adquirir una entrada combinada con acceso a las exposiciones del Círculo de Bellas Artes por 5€ (4€ con carné joven). Sin duda ésta última es mejor opción, que el Círculo suele tener cosas muy interesantes que ver y la entrada es casi lo mismo.

2. Gourmet Experience Gran Vía

Seguimos por Gran Vía pero ahora llegando a Callao, donde se ubica Gourmet Experience. Situado en la novena planta del edifico de El Corte Inglés, en lo que era su antigua cafetería ahora convertida en espacio gastronómico vanguardista y de alto de nivel, contando además con otro de los miradores de Madrid más visitados.

Miradores Madrid Gourmet Experience

Desde este mirador podemos contemplar una de las estampas más populares de Madrid, con la colorida publicidad de Schweppes que fue partícipe de una de las escenas de la película El Día de la Bestia.

El día de la Bestia. Escena Schweppes.

Se accede a través de El Corte Inglés y abre hasta medianoche durante todo el año, con estufas en invierno. Os recomendamos acudir de noche, cuando las vistas son más espectaculares debido al juego de luces de farolas, locales comerciales, publicidad y vehículos.

3. The Hat

The Hat es un hostel juvenil, de aspecto cosmopolita y minimalista, ubicado en la Calle Imperial, una callejuela muy cercana a la Plaza Mayor. En la quinta planta se encuentra su terraza, con carta de picoteo y cócteles. Sin duda, una de las mejores terrazas de Madrid.

No dispone de vistas en las que reconozcamos edificios tan emblemáticos como en las anteriores propuestas, pero no por ello es menos recomendable. The Hat es un lugar muy acogedor, que recuerda a un patio de vecinos del Madrid antiguo pero con un toque muy cool y las privilegiadas vistas de los tejados del centro de Madrid.

Terrazas Madrid The Hat

Miradores Madrid The Hat

4. Terraza de Sabatini

Ubicada frente al Palacio Real en la azotea del hotel Apartosuites Jardines de Sabatini, ofrece un ambiente acogedor y relajado. Dispone de carta de tapas y raciones, diseñada por el chef Juan Pozuelo, así como oferta de cócteles. De entre las terrazas de Madrid destaca porque posiblemente dispone de las mejores vistas del Palacio Real y sus jardines, con un horizonte que invita a disfrutar de un perfecto atardecer.

Un aviso. Durante los meses de invierno la terraza permanece cerrada, aunque está disponible para contratación de eventos cerrados.

Terrazas Madrid Sabatini

5. Templo de Debod

El Templo de Debod se encuentra muy cerca de la Terraza de Sabatini, a unos 15 minutos andando, y las vistas desde sus jardines son similares. Estaremos algo más lejos del Palacio Real, por lo que no apreciaremos el edificio con el mismo detalle, sin embargo tendremos un mejor ángulo para contemplar, además del Palacio Real, la Catedral de la Almudena y la Casa de Campo. Uno de nuestros miradores de Madrid favoritos.

Miradores Madrid Debod

Foto de Wenjie, Zhang

El alto donde se encuentra el templo ha sido testigo de varios episodios destacados de la historia.

Por un lado, en 1808, éste fue uno de los lugares en que las tropas francesas del ejército de Napoleón fusilaron a varios sublevados, tras el levantamiento de las clases populares de Madrid en protesta por las fuerzas napoleónicas presentes en la ciudad. Estos fusilamientos, que se encuadran en el comienzo de la Guerra de la Independencia, fueron inmortalizados por Goya en su reconocida obra “Los fusilamientos del 3 de mayo”.

Goya - Fusilamientos del 3 de mayo

Por otro lado, en este lugar en 1860 comenzó a construirse el Cuartel de la Montaña. Dicho cuartel fue el elegido por el general Fanjul para la sublevación militar del 19 de julio 1936, junto con 1.500 de sus hombres y 180 falangistas. El edificio quedó muy dañado tras el asedio, y posterior toma del cuartel, que como respuesta realizaron tropas leales a la República, Guardia de Asalto, Guardia Civil y milicias populares, fuertemente armadas.

Los acontencimientos posteriores, durante la Guerra Civil Española, convirtieron el cuartel en un conjunto de ruinas irrecuperables.

Sobre este lugar se situaría más de un siglo después el Templo de Debod. Un templo egipcio dedicado a Amón de Debod y a Isis, construido entre 185 a. de C. y el siglo I, que fue donado por Egipto a España en 1968, en agradecimiento por la ayuda en el salvamento de los templos de Abu Simbel.

Templo de Debod en Madrid

Tanto el Templo de Debod como los jardines a su alrededor, donde se encuentra el mirador para disfrutar de las vistas mencionadas, son de acceso gratuito. Si bien, por cuestiones de conservación, únicamente puede haber 60 visitantes al mismo tiempo en el Templo, por lo que dependiendo del día y la hora puede que os toque hacer cola.

6. Piscina del Hotel Emperador

De mayo a septiembre, en la décima planta del Hotel Emperador, se puede disfrutar de una gran piscina al aire libre, rodeada de hamacas y camas balinesas, jardín, solárium, restaurante snack bar y zonas de descanso chillout.

Su nombre oficial es Roof Garden y se trata de un jardín en las alturas de más de 400 metros cuadrados, con unas vistas panorámicas que alcanzan desde el Palacio Real y la Casa de Campo hasta la sierra de Madrid, además de una interesante vista aérea de la Gran Vía.

Terraza Hotel Emperador

Los huéspedes del hotel tienen acceso gratuito a la piscina. Si no eres cliente puedes acceder, aunque el precio es un pelín más caro que el de la Piscina Municipal de tu pueblo. Las tarifas a día de hoy son 35€ de lunes a viernes y 48€ en fines de semana y festivos. Entre semana puedes combinar el acceso a la piscina con menú en el restaurante por 45€.

La lista de restaurantes con terraza en Madrid es amplia, pero pocos pueden presumir de tener esa terraza en las alturas, y muchos menos pueden hacerlo de ofrecer, además, una piscina.

7. Parque de las Siete Tetas

El Cerro del Tío Pío es un parque vallecano, conocido popularmente como “parque de las siete tetas” debido a la forma que tienen sus colinas.

Un lugar tranquilo, perfecto para un picnic, hacer deporte, echarse una siestecita sobre su verde o contemplar el atardecer en una de las vistas panorámicas más amplias de la ciudad.

Desde aquí podemos ver el “Pirulí”, las torres KIO, el Edificio Telefónica, la Estación de Atocha, Las Torres de Colón o las Cuatro Torres, además de numerosas cúpulas y capiteles del Madrid de los Austrias. Mirando al sur podemos contemplar el Parque Enrique Tierno Galván.

Miradores Madrid Parque de las 7 tetas

Por todo lo anterior, Vallecas puede presumir de tener uno de los mejores miradores de Madrid. El parque, de acceso gratuito, dispone de equipamientos deportivos en su zona baja y de carril bici, kiosko y mirador en la zona alta.

8. Teleférico

Más de 45 años lleva funcionando el Teleférico de Madrid. Un sistema bicable con cabinas con capacidad para seis personas, que recorre una distancia de más de 2.400 metros llegando a alcanzar una altura máxima de 40 metros.

Su trayecto comienza en el paseo del Pintor Rosales y termina en la Casa de Campo, con viajes de ida y vuelta por 5,90 €. Montados en él, sobrevolaremos la rosaleda del Parque del Oeste, la estación de cercanías de Príncipe Pío, la ermita de San Antonio de la Florida y el río Manzanares y termina junto a la plaza de los Pasos Perdidos de la Casa de Campo (cerro Garabitas). Al final del trayecto encontramos una terraza-mirador.

Teleferico Madrid

9. Gau&Café

El restaurente Gau&Café, cuya apertura data de abril de 2006, puede presumir de tener una terraza con los tejados del barrio de Lavapiés como telón de fondo y vistas a una corrala y a los muros de ladrillo de una antigua iglesia. Todo ello, junto a la cuidada decoración, le da un encanto especial a este lugar.

Está ubicado en un edificio construío en 1721. Originalmente fue un convento y colegio de la orden de los Escolapios. Hoy en día el edificio es propiedad de la UNED que lo utiliza como Bilblioteca y Centro Asociado.

Teraza Gau&Café en Madrid

La carta, que cambia según las estaciones del año, recibe influencias de las mejores cocinas del mundo, especialmente las mediterráneas. En invierno, el acogedor salón completamente acristalado ofrece una interesante vista de la terraza, mientras que en el exterior las estufas garantizan un ambiente agradable. En verano, es una de las terrazas de Madrid de moda para disfrutar tomando algo al anochecer.

10. Faro de Moncloa

Son 92 metros los que recorren los ascensores panorámicos que trasladan a los visitantes hasta el gran mirador del Faro de Moncloa, que emerge en el corazón de la Ciudad Universitaria de Madrid. Se trata de una antigua torre de iluminación, construida en 1992, año en que la ciudad fue designada Capital Europea del Cultura, de 110 metros de altura.

Solo hay que dejar que la vista se pierda a través de sus enormes cristaleras para contemplar toda una sucesión de monumentos: el Palacio Real, la Catedral de la Almudena, el edificio de Telefónica en la Gran Vía, las Cuatro Torres y, de fondo, la sierra de Guadarrama. El coste de acceso al mirador es de 3 €.

Mirador Faro de Moncloa en Madrid

Y hasta aquí esta lista en la que hemos recopilado nuestros miradores de Madrid favoritos y varias de las que, a nuestro modo de ver, son las mejores terrazas de Madrid. No están todos los que son pero son todos los que están. Dejamos los comentarios abiertos para que nos contéis cuál hubierais metido vosotros en la lista.

También podría interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *