La Catedral de Palma de Mallorca: La Catedral de la luz

This post is also available in: Inglés, Alemán

Catedral de Palma de Mallorca

Fachada principal de la Catedral de Palma de Mallorca

Sobre el acantilado donde nació la antigua ciudad romana de Mallorca y junto al Palacio de la Almudaina, se exhibe sin complejos la majestuosa Catedral de Palma de Mallorca, también conocida por el nombre de ‘La Seu’. Literalmente sobresaliente y mirando al mar, esta obra gótica levantina en la antigüedad parecía surgir del mediterráneo para proteger a los navegantes y atreverse ante los invasores. Ya que, siglos atrás, el acantilado en el que se encontraba la catedral limitaba con el mar, por lo que la silueta de la Catedral de Palma de Mallorca se reflejaba en las aguas. Después de siglos de evolución y ampliación de la ciudad que separaron al templo del mar, en los años 70 se recuperó ese efecto al reflejarse la edificación en un lago de agua salada que forma parte de un parque urbano cercano a la catedral.

Catedral de Palma de Mallorca

Silueta de la Catedral de Palma de Mallorca reflejada en las aguas

Para descubrir los inicios de la Catedral de Palma de Mallorca, tenemos que viajar hasta el siglo XIII. Fue después de la toma de la ciudad de Mallorca por parte de la Corona de Aragón en 1229, cuando el rey Jaume I el Conquistador decidió construir una gran catedral dedicada a Santa María en el lugar donde se encontraba entonces la gran mezquita de Medina Mayurca, de forma que, en un inicio, la mezquita se adecuó para el culto cristiano y, más tarde, a medida que se erigía la nueva catedral, la mezquita se fue derruyendo progresivamente hasta que fue demolida del todo en 1386.

Los diferentes estilos arquitectónicos que conforman la Catedral de Palma de Mallorca unen el pasado con el presente, transmitiendo una agradable sensación de armonía heterogénea. Y es que la estructura de la catedral ha estado siempre en constante evolución con motivo de diversas ampliaciones y restauraciones. También ha sufrido cambios para adaptarse a diferentes corrientes estéticas y por exigencias litúrgicas.

Como curiosidad, en el siglo XX le fue encargado a Antonio Gaudí un proyecto de adaptación del espacio eclesiástico. Y, más recientemente, en 2007, Miquel Barceló diseñó un mural cerámico para la capilla del Santísimo o de San Pedro. Para crear este mural, Miquel Barceló se inspiró en el milagro evangélico de los panes y los peces, de forma que el resultado es una impresionante recreación del fondo marino sobre las paredes de la capilla, con figuras en relieve que crean una sensación de tridimensionalidad.

 

Imagen vía http://www.designxavierserrano.com/works.html

Mural cerámico creado por Miquel Barceló en la Catedral de Palma de Mallorca. Imagen vía http://www.designxavierserrano.com/works.html

Es conocida la tendencia -durante el periodo de la “reconquista”- de construir sobre edificios religiosos existentes, pero, en este caso, la principal motivación que llevó a Jaume I a la construcción de este templo fue dedicárselo a Santa María como forma de venerarla por haberles protegido durante una fuerte tormenta durante su viaje por mar hacia Mallorca en 1229.

Dicen que la Catedral de Palma de Mallorca transmite una sensación mágica. Y es que su cercanía al mar y sus 59 ventanales y 5 rosetones (originalmente 87 y 7 respectivamente) se unen para crear una experiencia visual única que hace que esta catedral sea conocida como ‘la catedral de la luz’. A las 12 del mediodía, en su interior, se puede disfrutar del seductor espectáculo de los rayos del sol entrando a través de su enorme rosetón de 13,8 metros de diámetro, también conocido como “El Ojo gótico”, el cual descompone la luz en cientos de colores que iluminan cada uno de sus rincones y hacerlos mágicos.

Catedral de Palma de Mallorca

Rosetón de la Catedral de Palma de Mallorca. Imagen vía ingehogenbijl. Shutterstock

Este efecto visual se ve acentuado por la sensación de amplitud que genera la disposición espacial de las altas y delgadas columnas que soportan la estructura.  Si además tenéis la suerte de visitar Mallorca el dos de febrero o el 11 de noviembre, en un día sin nubosidad, podréis presenciar el llamado ‘Espectacle del Vuit’ (Espectáctulo del Ocho en Español), que consiste en que, a partir de las ocho de la mañana, los rayos de sol penetran por el rosetón mayor y dibujan dos rosetones: uno de cristal y real, y otro debajo hecho de luz y de engaño.

Catedral de Palma de Mallorca

Vista interior de la Catedral de Palma de Mallorca. Imagen vía Konstantin Tronin. Shutterstock

Si quieres sentir la magia de la Catedral de la luz en primera persona, no dudes en incluirla en tus planes de viaje. Entérate de los horarios de visitas y los precios en su página web.

Y si además de la Catedral, buscas otros lugares que visitar en Mallorca, excursiones o restaurantes donde comer, échale un vistazo a nuestros artículos del blog sobre Mallorca.

Alquiler de Coches en Mallorca Aeropuerto

También podría interesarte:

  1 comment for “La Catedral de Palma de Mallorca: La Catedral de la luz

  1. Raquel Charquero Muzzolon
    6 abril, 2017 at 5:41 am

    Estuve visitando Palma de Mallorca en julio de 2016. La catedral es magestuosa, no se puede dejar de visitarla.Ademas si no vas con guia te proporcionan un aparato con toda la informacion sobre la misma,mientras vas recorriendo.Imperdible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *